fbpx

Controles preventivos a la circulación

¿Por dónde comienzo?

Antes de comenzar a conducir es importante tener conocimiento del estado general de nuestro vehículo. Para ello, no es necesario ser un especialista, simplemente con realizar un chequeo periódico de los cinco elementos fundamentales, será suficiente:

  • Líquido refrigerante
  • Aceite de motor
  • Líquido de frenos
  • Neumáticos
  • Documentación obligatoria, botiquín y elementos de seguridad.

 

 

El líquido refrigerante del automóvil es un compuesto químico a base de etilenglicol que tiene la capacidad de regular la temperatura del motor, evitando peligrosos sobrecalentamientos.

El depósito tiene una marca de niveles (máx – min). En caso de encontrarse dentro de ese rango, no tendrá inconvenientes, caso contrario, simplemente deberá agregar líquido hasta completar el nivel correspondiente.

 

 

El aceite de motor es el líquido que lubrica y mantiene la limpieza de las partes móviles del motor, previniendo la formación de sustancias peligrosas, reduciendo la fricción entre los metales, y alargando así la vida útil del mismo.

Es importante controlar periódicamente la cantidad de aceite existente, para lo cual se utiliza una varilla conectada al cárter, la cual cuenta con un marcador de niveles (máx – min).

Importante: La cantidad de aceite nunca debe superar el nivel máximo. –

 

 

El líquido de frenos es un elemento fundamental para garantizar la seguridad del vehículo. Este líquido hidráulico, hace posible la transmisión de la fuerza ejercida sobre el pedal de freno a los cilindros localizados en las ruedas del automóvil.

El depósito es sencillo de distinguir ya que sobre su tapa se puede observar el cableado correspondiente al sensor que nos indica la cantidad de líquido existente.

 

 

La presión de aire del neumático, es otro elemento fundamental a la hora de garantizar la seguridad y buen funcionamiento de nuestro vehículo. La presión óptima está determinada por el fabricante del automóvil, y se encuentra indicada en el manual del mismo.

Por otra parte, se debe tener en cuenta el desgaste del neumático, ya que impacta en la capacidad de frenado y distribución de agua (en caso de lluvia) por lo que se recomienda el reemplazo una vez superado 1,5 mm.

Por último, tenga siempre a mano la siguiente documentación, para ser presentada ante la autoridad que lo requiera:

  • Licencia de conducir
  • Cédula de identificación del vehículo (tarjeta verde)
  • Comprobante de seguro en vigencia
  • Comprobante de pago de patente (impuesto automotor)

 

AUTOTIPS

Un adecuado estado general del vehículo, brindará a usted la tranquilidad necesaria para poder circular sin inconvenientes.